Desempeño Ambiental

La protección y mejora del medioambiente forma parte de la esencia de Red Social Koopera, por lo que son innatos los esfuerzos destinados a la mejora de su desempeño ambiental.

El hito más relevante conseguido en 2017 fue la reducción en el consumo de combustibles mediante la instalación de depósitos y surtidores propios de gasóleo y la optimización de las rutas realizadas por las flotas de vehículos de la empresa. Ello lleva asociado una reducción del consumo de recursos naturales y  la reducción de la contaminación del aire por las menores emisiones de gases a la atmósfera.

Poseemos y potenciamos políticas de reducción de consumos de recursos naturales, como el agua (el conjunto de las entidades certificadas han conseguido por segundo año consecutivo una reducción del consumo de agua (entorno al 12% en 2018 respecto 2017), establecido como objetivo dentro del programa de gestión medioambiental del ejercicio) y recursos energéticos, como la electricidad (reducción del consumo eléctrico del 3% en 2018 respecto 2017). En el lado contrario, mencionar el significativo incremento del consumo de gas empleado en la calefacción de las instalaciones, próximo al 20% respecto al ejercicio anterior. La climatología existente ha sido la principal causa de dicho incremento, pero desde Koopera seguimos trabajando para la reducción de estos y otros consumos de recuerdos naturales, partiendo de la prevención, la concienciación y un estricto mantenimiento y revisión de las instalaciones asociadas a dichos consumos.

Empleamos materiales reciclados siempre que permitan garantizar la calidad de nuestros productos y servicios, ya favorecemos la contratación de trabajos y servicios a empresas igualmente comprometidas con el medio ambiente.

Respecto a la generación de residuos peligrosos y no peligrosos, la evolución de estos es cíclica dependiendo del volumen de la actividad desarrollada, no existiendo en nuestra identificación y evaluación ninguno de especial relevancia. Se gestionan a través de gestores autorizados de residuos.

Un último aspecto ambiental que merece especial mención, es el derivado de la puesta en el mercado de materiales de envases y embalajes asociados a las fases del ciclo de vida de nuestros productos y servicios y relacionados con el transporte, la entrega, así como con el tratamiento a la finalización de la vida útil de los mismos. Al respecto, y pese que a Koopera minimiza en todo momento los envases y embalajes empleados, estos son los mínimos e imprescindibles para dar respuesta a las demandas de producto de los diferentes clientes; por este motivo, centramos los esfuerzos en transmitir a dichos clientes información sobre el impacto ambiental asociado al fin de la vida útil y la disposición final de los productos, y a obtener su compromiso respecto a la reutilización o reciclado de los mismos.

Imagen1